2

El Salto Ángel en Venezuela

El Salto Ángel es una catarata del sureste de Venezuela, situada en el río Churún, afluente del Carrao. Es la catarata ininterrumpida más alta del mundo, quince veces mayor que las cataratas del Niágara; su caída es de 979 metros desde la mesa del Auyan Tepuy, en las selvas del macizo de las Guayanas.

Es un portento natural, único e impresionante para quienes tienen el honor de verlo en persona. Se encuentra dentro del Parque Nacional de Canaima. Sin embargo,  geográficamente el Salto Ángel no pertenece a la zona denominada La Gran Sabana, aún así, en prácticamente todo obra sobre esta región se incluye, dado que pertenece a la misma formación y sus características son del mismo orden.

Fue descubierta en 1937 por el aviador y aventurero estadounidense James C.Angel, de quien recibe el nombre y cuyas cenizas se depositaron sobre el salto a petición del propio Jimmy.

El Salto Ángel es llamado por los indígenas Kerekupai-merú, que en la lengua Pemón quiere decir “salto del lugar más profundo” aunque también es conocido como Churún-merú. Sin embargo es un error, puesto que ese nombre corresponde a otro salto ubicado al final del Cañón del Diablo, de unos 400 metros de altura.

El Salto Ángel es din duda el atractivo más popular del Parque Nacional Canaima. Se consigue llegar hasta allí mediante excursiones que salen desde Canaima.  Pero si te gustan las alturas, también se puede sobrevolar el Salto Ángel en una avioneta, que se alquila allí en la ciudad de Canaima. También se realizan vuelos deste Santa Elena de Uiaén.

Sin embargo, las condiciones climáticas donde está situado el Salto Ángel son muchas veces poco favorables ya que nos podemos encontrar con nubes densas. De todos modos vale la pena intentarlo.


2 comentarios

  1.   Enrique dijo

    Si que es bonito el paisaje.
    Me gustaría tener dinero y tiempo para viajar a todos los lugares que describis en el blog

  2.   pedro murillo dijo

    es una de las mejores maravillas que hay en venezuela y el mundo visitalo

Escribe un comentario